9 Consejos imprescindibles para «beber vino en verano»

9 Consejos imprescindibles para «beber vino en verano»

Un año más llega el verano, una estación maravillosa llena de posibilidades, pero con un gran handicab para los amantes del vino: el calor. Si adoras esta bebida y tus días de verano mejoran con una buena copa, este artículo es para ti.

Te contamos los 9 trucos imprescindibles para poder elegir y conservar el vino, asegurándote de que mantenga todas sus propiedades en época estival. ¡No tendrás que renunciar al placer de disfrutar de todo su sabor!

 

1. Tómalo a baja temperatura

El cuerpo es sabio y en épocas de calor nos pide alimentos frescos y bebidas bien frías.

Beberlo a temperatura ambiente en verano, y más en España, es un gran error. Al sacarlo es recomendable utilizar cubiteras con agua fresca o hielos para evitar que el vino se caliente.

Nuestro primer consejo es que te informes bien y respetes la temperatura de servicio de cada vino. ¡Lo disfrutarás al máximo!

Laudum Roble – Bodegas Bocopa

 

2. Evita la exposición al sol

Es importante que el vino no reciba luz directa solar. El sol es un peligro para su conservación ya que acelera reacciones químicas que no son beneficiosas para él y hacen que no se mantenga en su estado óptimo.

Aunque usemos un recipiente o cubitera para evitar que el vino se caliente, nunca dejes el vino donde le de la luz directa del sol. Recuerda que incluso la exposición breve puede afectar a su propio sabor.

Cabe recalcar que hay ciertos tipos de vino, como el espumoso, mucho más delicados y que son de rápido consumo.

 

3. No eches hielo a la copa

Como siempre repetimos, echar hielo a una copa de vino es uno de los errores más garrafales que se pueden cometer si eres amante de esta bebida.

Es mejor ser previsor y conservarlo a una temperatura adecuada, así como respetar la de servicio. En caso de apuro, antes que hielo, es preferible recurrir a cubos especiales de silicona diseñados para no interferir en el sabor de la bebida.

 

4. Elige vinos ligeros

Los vinos frescos y ligeros son una apuesta segura en verano. Blancos, rosados, tintos jóvenes, espumosos… serán grandes acompañantes para esta época de calor. Aunque suelen ser los vinos preferidos para esta estación, puedes elegir tu favorito y conservarlo con cuidado siguiendo los consejos de este blog. ¡Tú decides!

Si tienes alguna duda sobre la temperatura de servicio recuerda que siempre es mejor servir el vino un poco más frío, que pasarnos de caliente.

Laudum Rosé – Bodegas Bocopa

 

5. Cuidado al conservarlo

Tumbar una botella de vino empezada es un error más común de lo que se piensa, pero este fallo es aún peor en verano. Debido al calor, se acelera la actividad de los microorganismos, sobre todo de hongos y bacterias del corcho, que pueden avinagrar nuestro vino. Si la botella está tumbada, este proceso se intensifica ya que está en continuo contacto con el corcho.

¿Qué hacemos entonces con las botellas abiertas? La mejor alternativa es guardarlas de pie, empleando un tapón especial que extrae aire del interior. Al no haber oxígeno, se frena la actividad microbiana impidiendo la oxidación.

Si quieres saber más sobre la conservación adecuada del vino, puedes escribirnos y haremos un artículo explicándola con más detalle.

 

6. Apuesta por la acidez

La acidez le da vida al vino. Es ideal para refrescarnos en verano y perfecta para maridar. Busca vinos blancos, rosados y espumosos, con ese toque presente de acidez. Marina Alta, sin duda, es uno de los que más recomendamos por su gran conjunción entre acidez y azúcar, con un sabor único. ¡Está espectacular!

Marina Alta – Bodegas Bocopa

 

7. La copa medio llena

Siempre es mejor ser optimista. En este caso, es recomendable no llenar demasiado la copa de vino para evitar su evaporación, que se caliente y que se estropee su sabor.

Es mejor servir la copa a la mitad y mantener bien conservado el resto del vino.

 

8. Sujeta la copa por el tallo

¿Cuánta gente has visto sujetar la copa por el balón? Y es que, aunque sabemos que puede resultar más cómodo, hace que el vino se caliente de más. Para evitarlo simplemente tenemos que estar pendientes de coger la copa por el tallo y no colocar los dedos sobre el balón.

 

9. Baja graduación alcohólica

Una excelente opción para el verano son los vinos con poco alcohol para evitar la deshidratación. Es recomendable beber siempre dos copas de agua por cada copa de vino.

Vinos como Marina Espumante son una gran elección en esta época y apetecen más que nunca. Para quienes prefieran tomar bebidas sin alcohol, Marina Espumante Zero es la apuesta perfecta, ideal para toda la familia. ¡Tienes que probarlo!

Marina Espumante Zero (sin alcohol) – Bodegas Bocopa

 

¿Conocías todos los consejos? ¿Cuál es el que más te ha sorprendido? Te animamos a ponerlos todos en práctica para disfrutar al 100% de todo el sabor y las propiedades de tus vinos favoritos.

Nos despedimos y volvemos pronto con nuevos post relacionados con el fantástico mundo del vino. Si quieres que hablemos de algún tema en concreto, escríbenos y lo haremos encantados. Hasta entonces, ¡a disfrutar del verano y, por supuesto, del vino!

Síguenos en Instagram y Facebook para enterarte de todas las novedades.

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados