«Sangría casera» con Alcanta

«Sangría casera» con Alcanta

Se acerca el calor y, para combatirlo, te proponemos un remedio riquísimo, tradicional y refrescante: sangría casera.

Hay cosas que nunca cambian. Hablar de sangría es hablar de verano, barbacoas, frescura, sabor y reuniones con amigos y familia.  Conocida en todo el mundo, es un auténtico símbolo en España. Y no es para menos, ya que tiene ingredientes clave en nuestra cultura, empezando por el vino.

Existen muchísimas recetas. Nosotros hoy queremos desvelarte la nuestra. Refrescante, fácil, rápida de preparar y con un toque especial, para que la compartas y disfrutes en casa. ¡Está espectacular!

 

ALCANTA

¡El secreto de nuestra receta! Para una sangría buena de verdad, hay que utilizar un buen vino tinto. Lo ideal es evitar los vinos con mucha barrica y apostar por uno joven, afrutado y, cómo no, de calidad: Alcanta.

Vino tinto Alcanta

Alcanta es un vino tinto de añada, vivo y con personalidad, seleccionado entre los mejores vinos del año. Con riquísimos aromas y matices frutales, elegancia y sabor, dará ese toque único y diferente a nuestra sangría casera. Además de tener un gusto exquisito, es muy económico, por lo que podremos disfrutar de esta receta las veces que queramos durante el verano.

 

I n g r e d i e n t e s

  • 1 manzana
  • 1 melocotón
  • 2 naranjas
  • 1 limón
  • Azúcar (al gusto)
  • ½ litro de refresco de naranja o gaseosa (opcional)
  • Hielos
  • Alcanta (1 litro aproximadamente)

 

 

E l a b o r a c i ó n

Es muy sencilla. Primero cortamos las frutas en trozos pequeños para facilitar la maceración. Nosotros hemos dejado la piel, pero tú lo puedes hacer a tu gusto. Aunque recuerda que la cáscara de la naranja es fundamental en nuestra receta. Frutas como el limón y la naranja se pueden añadir también en forma de zumo o pulpa.

Después vertemos las frutas en un bol o recipiente y añadimos un litro aproximadamente de vino tinto Alcanta. Echamos el azúcar (blanco o moreno) al gusto y dejamos reposar, en un lugar fresco o en el frigorífico, dos horas para su maceración.

Una vez haya pasado el tiempo y se hayan asentado los sabores, volcamos nuestra rica mezcla en una jarra transparente. Servimos la sangría acompañada de cubos de hielo.

Si nos apetece, podemos añadir un refresco o bebida gaseosa. Eso sí, ¡importante!, tiene que ser justo antes de servir, para que conserven el gas y no interfieran durante la maceración.

 

C o n s e j o s

Para terminar, queremos daros ocho trucos que os ayudarán a bordar la receta:

1.Respecto a la fruta, el melocotón es un imprescindible. Además, podemos añadir las que más nos gusten. Nosotros siempre recomendamos utilizar frutas de temporada y, por supuesto, frescas.

2.Es importante que las frutas sean duras, como la manzana o el plátano, evitando las que tienen gran cantidad de agua como las peras. Aunque siempre sabemos que el gusto es el que manda.

3.Otro aspecto a tener en cuenta es la maceración de la fruta. La sangría tiene que reposar para que se impregne de todos los aromas y sabores. Pero sin pasarse, o fermentará. ¿Cuánto hay que dejarla entonces? Dos horas serán suficientes y, si es en la nevera, mejor todavía. De esta forma nos evitaremos echar muchos hielos después y aguar nuestra deliciosa sangría.

4.Para que el azúcar no se acumule en la parte inferior de la jarra, uno de los trucos es remover con una cuchara de palo, como se ha hecho toda la vida, evitando además que caiga la fruta.

5.El azúcar que le pongamos irá al gusto. Hay que contar con que la propia fruta o los refrescos ya aportarán dulzor. Así que es importante controlar la cantidad.

6.En ocasiones se le añade coñac o licores. Nosotros apostamos por el vino tinto Alcanta, sin añadir más alcohol y que no esté demasiado fuerte.

7.El hielo se pone en el momento de servir, como hemos dicho anteriormente, para que no aguar la mezcla.

8.Unas hojas de hierbabuena le aportarán un toque más refrescante. También es frecuente añadir una rama de canela e incluso especias como nuez moscada. ¡Atrévete a darle tu toque personal!

 

Así que ya sabes, te animamos a preparar tu receta de sangría casera, con el toque inconfundible de Alcanta, y contarnos qué te ha parecido. ¡Seguro que será todo un éxito!

Síguenos en redes sociales si quieres estar al tanto de nuestras novedades: Instagram, Facebook. Si te ha gustado el artículo, te invitamos a compartirlo. Nosotros volvemos pronto con más vino, maridajes y recetas.

Muchas gracias y ¡a disfrutar!

Artículos Relacionados