Vino y pato: los secretos de su «maridaje»

Vino y pato: los secretos de su «maridaje»

Esta vez le dedicamos el post a uno de los grandes protagonistas de muchas mesas: ¡el pato!  Es un plato magnífico para maridar con vino, pero cuál es su acompañante perfecto? Como suele ocurrir, no hay una única respuesta, depende de su sabor y textura. Podría ir bien desde un espumante hasta un buen vino tinto, siempre buscando una combinación agradable y sorprendente para el paladar.

Pero no te preocupes, en este blog vamos a darte todos los detalles que necesitas conocer para acertar con este fantástico maridaje. ¡Empezamos!

¿Por qué pato?

La carne de pato es una de las más nutritivas y deliciosas. Se popularizó gracias a la cocina francesa y, a partir de ahí, se incorporó a la gastronomía de muchos países. ¿Por qué nos encanta el pato? Además de su sabor, contiene un alto porcentaje de proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Sus bajos niveles de grasa (a excepción de la piel) hacen que sea perfecta para dietas. Aunque se considera carne blanca, su carne es más oscura que la de pollos y pavos, debido a que vuelan (y oxigenan más sus músculos para poder hacerlo gracias a la mioglobina).

Y si ya nos gusta el pato de por sí, imagínate si lo combinamos con el vino adecuado. Aquí aplicaremos la “ley” que siempre te recordamos en el maridaje: que el vino no opaque el sabor de la receta. Nuestro objetivo es resaltar su sabor sin taparlo y crear deliciosas combinaciones.

 

CONSEJOS IMPRESCINDIBLES PARA EL MARIDAJE DE VINO Y PATO

 

  1. Desde el punto de vista gastronómico se aconseja que los vinos siempre sean más suaves que el plato al que acompañan. Si tenemos en cuenta esta regla, podremos crear maridajes llenos de armonía que hagan brillar al pato y al vino. Por tanto, las elaboraciones más ligeras conviene maridarlas con vinos ligeros para destacar y no tapar su sabor.
  2. Jugar con el contraste. Si la receta tiene un toque amargo, por ejemplo, lo podemos compensar con un vino más dulce. Los opuestos pueden crear un equilibrio muy interesante para el paladar (siempre que se complementen).
  3. Presta atención a si la receta de pato es dulce, salada, agridulce o con toques amargos. Los platos dulces, como un magret de pato con salsa de arándanos, necesitan vinos tintos suaves, con taninos aterciopelados y maduros, aunque sean vinos con crianza.
  4. ¿Qué parte del pato se va a servir? No es lo mismo cocinar partes con poca o mucha grasa. Si se trata del último caso, recomendaríamos un vino elaborado con la variedad Syrah por ejemplo.
  5. No nos cansamos de repetirlo: cuida la temperatura del vino. Si eliges un vino blanco procura que la temperatura se mantenga entre 7º y 10ºC. Si apuestas por un tinto, la temperatura ideal estaría entre los 13° y 18° C. ¡Importante! Siempre revisa la etiqueta de la botella.                                                                                                   
  6. Igual que es importante tener en cuenta la parte del pato que vamos a hacer, también hay que pensar en el tipo de cocinado. Prioriza el vino tinto joven o blanco cuando el pato se cocina lentamente y su carne no adquiere demasiado color, así como para platos con salsas de frutas o muy suaves. Si hacemos carne de pato asada, confit o recetas que potencien los fuertes sabores de la piel o de la carne más hecha, es mejor escoger tintos más complejos para mantener el equilibrio.
  7. ¿Y los rosados? Excelentes para conseguir armonía, no fallan, aunque en alguna ocasión no sean la combinación más espectacular para resaltar el sabor.
  8. Para maridar foie gras es interesante tener a mano un vino dulce.

 

VINOS RECOMENDADOS PARA EL MARIDAJE CON PATO

A continuación te recomendamos algunos de nuestros vinos que van estupendamente con el pato. Como hay que cuidar que el vino sea más suave que la receta, os proponemos varias opciones para que elijas la que más te guste. Es importante a la hora de apostar por un vino tener en cuenta también la guarnición y acompañantes para hacer el mejor maridaje.

VINOS BLANCOS

De los vinos blancos que mejor se adaptan a la carne de pato y que combinan con ella a la perfección son:

Laudum Chardonnay

 La variedad Chardonnay es estupenda para este maridaje.

Laudum Chardonnay – Bodegas Bocopa

 

Marina Alta 

Le aportará toques ácidos y frutales que sorprenderán al paladar.

Marina Alta – Bodegas Bocopa

 

Laudum Moscatel

Genial para carne de pato a la parrilla, paté y pato con salsas dulces.

Laudum Moscatel – Bodegas Bocopa

 

 

VINOS TINTOS

Teniendo en cuenta todos los consejos que hemos dado anteriormente y buscando siempre la afinidad, los vinos vinos tintos que te recomendamos son:

Laudum Roble

Su frescor y frutosidad aportan al plato el toque de intensidad que necesita. Marida a la perfección con carnes blancas y rojas.

Laudum Roble – Bodegas Bocopa

 

Laudum Monastrell

Para la carne más grasa del pato, apostamos por un vino vivo que compense esa untuosidad, como LAUDUM  MONASTRELL

Laudum Monastrell – Bodegas Bocopa

 

Para terminar el blog, te recomendamos un post de lawebcinera en el que elabora una estupenda receta de magret de pato acompañada con Laudum Roble. ¡Un maridaje espectacular! Te animamos a probarlo.

Receta magret de pato acompañada con Laudum Roble

 

Gracias una vez más por tu tiempo y esperamos que saques partido a este exquisito maridaje, ahora que ya conoces sus secretos. Estamos deseando que nos cuentes tu experiencia. Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter para estar al tanto de todas las novedades (se avecinan sorpresas).

¡Hasta pronto!

Artículos Relacionados